El Factoring es una alternativa de financiamiento, mediante la cual una empresa puede anticipar el pago de sus facturas vendiendo éstas a una institución financiera o factoring. De esta forma, la empresa obtiene de manera inmediata el dinero (menos un pequeño descuento), que de otra forma sólo podría tener en 30, 60 o más días, permitiendo convertir sus ventas a plazo en ventas al contado, mejorando su liquidez.

Beneficios del factoring

  • Entrega liquidez inmediata a la empresa, disminuyendo los requerimientos de capital de trabajo.

  • Mejora los indicadores de endeudamiento y de capital de la empresa, eliminando las cuentas por cobrar.

  • Aumenta la eficiencia de la gestión de cuentas por cobrar.

  • Facilita la planificación financiera de la empresa.